miércoles, 21 de enero de 2015

Mini rollos de queso y jamón

Esta vez y sin que sirva de precedente traigo una receta salada.

Es una receta que muchas amigas y familiares me piden porque suelo ponerla en cumpleaños y demás ocasiones, porque están ricos tanto frío como caliente, aunque caliente están mucho más ricos, a mis niños les encanta!!! cuando los hago no les digo que los estoy haciendo, pero cuando se terminan de hornear y huele la casa vienen los dos corriendo a la cocina a comerlos, vamos que para la hora que yo pensaba ponerlos a la mesa ya han desaparecido unos buenos pocos y porque llegado un número les digo que no cojan más!!!

Esta receta está bien para hacerla por la mañana, los guardas y por la noche ya tienes la cena, lo calientas un poco en el micro mismo y ya están!!! Yo los suelo hacer cuando por la tarde vamos a salir a algún lado y se que llegaré sin tiempo para preparar la cena, como nos pasó la noche de la cabalgata de reyes, los hice por la mañana, y después de dar varias vueltas viendo las carrozas de los reyes, y cuando ya estábamos cansados de andar volvimos a casa y la cena estaba casi esperándonos!!

Por cierto, antes de taparlos deben estar fríos, si lo vas a comer el mismo día, ni siquiera hace falta guardarlo al frigo (a menos que sea en verano en Andalucía!!), si los vas a dejar de un día para otro, os aconsejo meterlo al frigorífico.

Bueno os lo dejo.


Ingredientes:

  • 1 masa de hojaldre
  • 1 tarrina de queso de untar (yo uso hacendado)
  • 1 tarrina de queso de untar de finas hierbas (yo uso hacendado)
  • 1 cajita de mini tacos de jamón ( del mercadona)

Elaboración:

Para hacer los mini rollitos la masa la parto por la mitad, para tener dos rectángulos iguales.

Por otro lado en un bol mezclo los dos tipos de queso y los tacos de jamón, hay que mezclar bien, porque el queso es un poco pegajoso y cuesta trabajo que se mezclen los dos tipos, pero insistid, se pueden unir!!



Con una espátula untar la mitad de esta crema en uno de los rectángulos  y luego enrollar a lo largo como si fuera un brazo de gitano.


Cortar a rodajas de más o menos un dedo de ancho, si es con un cuchillo de sierra mejor, o si no uno que esté bien afilado.


Disponer sobre la bandeja del horno cubierta con papel de hornear y hornear a 200º con calor arriba y abajo unos 18-20 minutos, hasta que los veáis doraditos sin estar quemados ni crudos.

Pasado este tiempo los sacamos y mientras no te quemes pues a la boca!!!!!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario